¡Sube tu ánimo con un buen desayuno!

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page
Por Crizeyda Silva

Desayunar es una de las cosas más importantes que podemos hacer durante el día… cualquier día. De manera que si eres de las personas que no le da la suficiente importancia a esta comida aduciendo falta de tiempo, sobre todo, o a no saber qué alimentos escoger para hacerla nutritiva y deliciosa, lee esta información y entérate por qué tu cuerpo necesita esa primera ingesta que le proporciona energía para la jornada y cómo tomar un desayuno sano, delicioso y variado.

Durante la noche el cuerpo deja de recibir alimentos por aproximadamente ocho horas, a eso hay que sumar otras tres horas que es un tiempo medio en el que las personas dejan de ingerir comida antes de irse a la cama, así que son alrededor de 11 horas sin comer nada, por lo que al despertar es necesario suministrar al organismo una serie de nutrientes que le permitan enfrentarse al día que recién comienza.

El desayuno garantiza que funcionemos bien durante el día, prescindir del mismo por el contrario hará que estemos desconcentrados, sin energía y con sensación de decaimiento, ya que en este momento tenemos un déficit de glucosa, el principal combustible energético del cuerpo, el cual comenzará a quemar otras reservas energéticas causando alteraciones en el organismo.

Beneficios de un buen desayuno:
Mejora el estado nutricional en general, quiere decir que las personas que se desayunan adecuadamente nutren de mejor forma su organismo.

Al consumir un poco de grasas proteicas en el desayuno (huevos, aceites del pan, etc.) se disminuye el consumo de otro tipo de grasas durante el día, dando más oportunidad al cuerpo de quemar los excesos.

Propicia una buena actividad cerebral, más activa y despejada facilitando la concentración, el rendimiento, memoria, expresión, creatividad, entre otras funciones.

Durante el desayuno se consume buena parte de las vitaminas y minerales que necesita el cuerpo para un óptimo desempeño; en los niños, por ejemplo, los niveles de zinc, hierro, calcio y magnesio y algunas vitaminas pueden incrementar significativamente con esta ración de comida.

Muchos nutricionistas acuerdan en que las personas que desayunan tienen un mejor control del peso, manteniéndolo dentro de límites saludables. Si a este hábito se le suma el de hacer varias comidas (4 ó 5) durante el día con porciones pequeñas se repartirán mejor las calorías.

Comienza bien el día
Tu desayuno debe suponer entre el 20 y el 25% de las calorías consumidas durante el día y los grupos de alimentos que no puedes olvidarte son: lácteos (leche, yogurt, requesón, quesos), frutas y cereales (ensaladas de frutas, o lajas de un solo tipo, tostadas, pan, galletas, cereales para desayunar). Si te gustan los derivados cárnicos también puedes añadirlos: jamón serrano, de pollo o pavo.

¿No tienes tiempo para desayunar?
Toma estos alimentos antes de salir de casa o en tu trabajo:
Vaso de yogurt y cereales o barra de cereal
Café con leche, tostadas con mermelada o queso
Vaso de leche, pan y alguna fruta.