El aceite de coco es el mejor aliado en tu rutina de belleza

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

 

Limpieza. Contiene propiedades antibióticas y antimicrobianas que ayudan a prevenir y combatir infecciones en la piel. Funciona de maravilla para limpiar la piel por la noche, después de que durante el día se acumule la suciedad por efecto de la contaminación. Aplícatelo en la piel mediante un masaje lento y retíralo suavemente con una toallita húmeda.
Hidratante. Es uno de los mejores hidratantes naturales que podemos encontrar para el cuidado de la piel. Sus propiedades humectan y suavizan, de la misma forma que ayudan a eliminar las células muertas para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Úsalo en codos, manos y pies. Si eres de piel seca lo puedes usar también alrededor de los ojos. Te sorprenderá lo bien que funciona.
Cabello. Si tu cabello está seco o quebradizo, aplica el aceite con un masaje mientras está húmedo. Lo fortalecerá y añadirá brillo. El aceite de coco es recomendado para todo tipo de cabello, aún cuando haya sido procesado con tintes, alisados, queratinas y permanentes. Puedes envolver el cabello, después de aplicarlo, con un gorro de baño. Deja que actúe durante 20 minutos y lávalo como de costumbre. Verás los resultados en poco tiempo.
Acondicionador. Es rico en ácidos grasos, el cual nutre e hidrata el cuero cabelludo. Un estudio descubrió que el aceite de coco aplicado sobre el cabello reduce las hebras quebradizas y el daño. Puedes aplicar un poco de aceite en las puntas por la noche y lavártelo de forma regular al día siguiente, y reemplazar los tratamientos de salón costosos de acondicionamiento al utilizar aceite de coco como acondicionador en tu casa.
Desmaquillante. Los aceites son excelentes desmaquillantes ya que son los que mejor eliminan las impurezas grasas, como las de los componentes del maquillaje. Se puede utilizar en todo el rostro, incluso los ojos. Basta con masajear una pequeña cantidad de aceite de coco y eliminar los restos con un algodón para descubrir una piel completamente limpia.
Anti-edad. Si aplicas el aceite de coco en las manchas que aparecen debido la edad, podrás disimularlas como si fuese un verdadero cosmético. Esparce un poco de aceite sobre la zona a ser tratada, masajeando delicadamente. Espera que tu piel absorba el producto y asómbrate con el resultado. Una buena idea es hacer este procedimiento por la noche, todos los días antes de dormir.
Estrías. Si estás planeando perder peso o quedar embarazada, el aceite de coco puede ser muy útil para prevenir las estrías que resultan de estos eventos. Simplemente frota el aceite de coco por todas las áreas problemáticas como el abdomen, los muslos y los senos. Se pone por las noches antes de acostarse y se deja durante toda la noche. Al día siguiente te bañas como de costumbre.
Masajes. No existe necesidad en invertir en un masaje con aceites costosos, cuando el aceite de coco hace un excelente trabajo. Suavizándolo entre tus manos antes de aplicarlo. Como ya dijimos, el aceite de coco es un hidratante excelente, rico en ácidos grasos. Es ideal para dar masajes en todo el cuerpo. Además añade un magnífico resplandor a la piel.
Piel de bebés. El aceite de coco es un gran humectante para todo tipo de piel, aún la piel sensitiva del bebé. Y como se asemeja al plasma humano, es muy raro que provoque una reacción negativa en su piel. También, sus propiedades antimicrobiales ayudan a aliviar la inflamación de la piel.
Cutículas. Si tienes las cutículas escamosas, secas o en mal estado, lo único que debes hacer es frotar aceite de coco por toda la uña, pero haciendo hincapié en esa zona. Haz un masaje circular y aprovecha para hidratar tus manos. Es un must have en tu kit de manicure.

 

 

**Es el producto de belleza perfecto:
¡orgánico y versátil!
Presta atención a los usos de este ingrediente natural