Tips de belleza para días más relajados

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

Por Loreanna Di Santo

**Sabemos que no siempre puedes estar de ánimo para tu ritual de belleza cotidiano, y en los días en que hasta hacer la más mínima cosa parece un esfuerzo enorme, te presentamos unos tips que te facilitarán la vida y tal vez sean tu salvación.

 

  • Mantén tu removedor de maquillaje al lado de tu cama, así no tendrás ninguna excusa para no quitártelo antes de irte a dormir: dormir con maquillaje puede causar infecciones; para esas noches en las que estás exhausta y no puedes ni imaginar levantarte al lavamanos por siquiera 30 segundos, estarás agradecida de tener tu pequeño kit junto a tu cama.

 

  • Si amas el look del famoso ‘cat eye’ pero no tienes el pulso para hacerlo a la perfección, no te preocupes: puedes limpiar los bordes que quedaron disparejos con un hisopo de algodón. Hacer una línea perfecta puede ser difícil, pero corregir los errores es muy sencillo.

 

  • Si no cuentas con tu delineador líquido o de gel, utiliza un poco de mascara: usa una brocha de línea fina para agarrar la fórmula del cepillo de tu mascara.

 

  • Haz que tus ojos se vean resplandecientes delineando el borde interior (línea de agua) de tu párpado inferior con un delineador de color ‘nude’: este truco no sólo le dará brillo a tus ojos, sino que también los hará ver más grandes y despiertos.

 

  • Lleva tu maquillaje de ojos de día a algo más sexy para la noche: esto se logra corriendo tu línea del delineador con un hisopo de algodón, así tendrás tu look de ‘smoky eyes’ sin necesidad de sacar toda tu bolsa de maquillaje de nuevo.

 

  • Si los flecos delanteros de tu cabellera están grasosos pero el resto no, recoge esa sección de tu cabello en una cola de caballo y lava solo la sección del frente en el lavamanos: lavarnos el cabello todos los días puede ser muy trabajoso y hace que produzca más aceite a largo plazo. Así que puedes salirte de esta lavando solo las partes necesarias.

 

  • Aplica talco si tu cabello está sucio a más no poder: si no tienes la fuerza para despertarte la mañana siguiente más temprano sólo para lavarlo, puedes aplicar talco de bebé en tus raíces antes de irte a la cama, el talco absorberá el exceso de aceites que hacen que tu cabello se vea grasoso.

 

  • Si ondular tu cabello te lleva mucho tiempo: hazte una trenza baja y suelta antes de irte a dormir para un ondulado relajado en la mañana; pero recuerda no hacerla tan apretada, así conseguirás un aspecto más natural.