10 datos importantes sobre el lenguaje corporal

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

Por Raxiels Galindo

Los movimientos corporales y gestos faciales que realizamos durante todo el día transmiten mucha más información de la que podemos emitir al hablar. Muchos especialistas alrededor del mundo publicaron extensos trabajos sobre la importancia del lenguaje corporal y de qué forma podemos manipularlo. Atento a 10 movimientos y gestos corporales que debemos tomar en cuenta:

Postura 

Cuando tenemos una reunión social donde asistan personas relacionadas con nuestro trabajo o una entrevista laboral, es importante asumir una buena postura. Los especialistas en este tema recomiendan “ponerse derecho y aplicar un caminar enérgico, ya que queremos demostrar nuestro deseo de estar ahí”.

Mirar a otro lado cuando nos hablan.

Mirar a los ojos a la persona que nos está hablando demuestra seguridad y atención. Esta actitud será bien recibida por el locutor. Todo lo contrario pasará si bajamos la mirada o cambiados de foco a otro sector. Esto transmite inseguridad y desinterés en el tema que se está tratando.

Abrazar objetos durante una conversación.

Si al conversar con otra persona abrazamos un libro, o cualquier objeto que llevemos en las manos estamos demostrando sensación de timidez o incomodidad. Esta actitud puede demostrarse como querer esconderse detrás de un objeto. Es mejor mantener a los costados los elementos que traemos al momento de la conversación.

Mirar el celular.

El gesto de mirar al celular en cualquier tipo de charla, es una fuerte señal de que no nos interesa lo que el otro nos está comunicando. También puede ser interpretado como una actitud arrogante. Será conveniente silenciar o apagar el teléfono si estamos en una conversación importante o en una reunión de trabajo.

Vestirse desprolijo.

No es malo estar a la moda pero si constantemente nos vestimos de manera inadecuada enviaremos una mala señal a los demás. El tener desatados los cordones, la camisa por fuera del pantalón o usar colores estrafalarios, puede indicar que somos desordenados. También habrá quienes piensen que no le dimos la debida importancia a la reunión y que somos desprolijos al trabajar.

Hacer gestos con los ojos.

El lenguaje corporal puede ser más poderoso e instantáneo que cualquier palabra salida de nuestras bocas. Mirar hacia arriba o girar los ojos cuando alguien se dirige a nosotros, es una manera de enviar señales negativas. Generalmente puede interpretarse como desinterés, aburrimiento y/o hartazgo de nuestra parte hacia el locutor.

Apretón de manos.

Generalmente en el mundo de los negocios, un apretón de manos es una norma y a partir de él puede tener una idea sobre la personalidad del individuo, si es dominante y agresiva o pasiva. Si durante el apretón utilizamos la otra mano para tomar la muñeca o el hombro del otro, estaremos demostrando cariño y confianza. En una entrevista de trabajo, no es apropiado tener este tipo de acciones.

Mirar el reloj.

Mirar el reloj durante una conversación hará que las otras personas piensen que estamos apurados y debemos irnos. Además transmite la sensación de que tenemos algo más importante que hacer. En ambos casos hará que quien se dirige a nosotros se sienta incómodo o apurado. Lo mejor es que durante la charla mantengamos el foco de concentración en la otra persona.

Balancearse de un pie a otro.

Nunca debemos cambiar el peso corporal de un pie a otro mientras se esté conversando. Ese gesto, generalmente demuestra disconformidad física y mental. Los especialistas en lenguaje corporal recomiendan cambiar de postura cada dos a tres minutos.

Tocarse el cuello o acomodarse los botones.

Cuantos nos sentimos vulnerables protegemos el área del cuello. Ese gesto transmite inseguridad y también puede indicar que tenemos ganas de esconderlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *