Brasil, el vibrante país del fútbol

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

**Alegre, apasionado, exuberante, vibrante y sede de la Copa Mundial de la FIFA, ese es Brasil, el país más grande de Sudamérica

 

Por Aixsa Montoya

 

Brasil es conocido internacionalmente por sus coloridas comparsas que danzan al ritmo de la samba, sus famosas costas bañadas por el Océano Atlántico, su espíritu futbolístico donde han surgido destacadas figuras de la talla de Pelé, Carlos Alberto, Ronaldo, Romario, Cafú y Bebeto; y por ser el país con más títulos ganados en la historia de los mundiales.

En cuanto a la economía brasileña es la mayor de América Latina gracias a su fructífero crecimiento. Aunque, en los últimos años ha sufrido importantes altibajos que han sopesado con programas eficientes, y la organización del Mundial que ha tenido un impacto creciente en el PIB, gracias a las innumerables inversiones y al alza del turismo.

Cuenta con diversos atractivos destacando su exuberante vida silvestre, espléndidos paisajes y enormes cuencas hidrográficas. Como era de esperarse el atractivo principal de este año es la fiesta más grande del fútbol, y a días para comenzar este evento miles de turistas y fanáticos de todo el mundo ya cuentan con entradas que adquirieron con meses de antelación, todo para disfrutar la experiencia inolvidable que se vive en los partidos mundialistas. Pero no hay que olvidar los fascinantes lugares y la variada cultura que ofrecen las ciudades donde se disputarán los encuentros mundialistas.

 

La utopía de Brasilia

Un ejemplo de aspiración en pleno desierto, esa es Brasilia, considerada a nivel mundial como referente de la modernidad y sustentabilidad por sus osadas construcciones arquitectónicas de líneas y curvaturas perfectas, dignas de una capital. En esta ciudad el orden es una norma, existen áreas reguladas para la ubicación de tiendas, hoteles y lugares de esparcimiento. Dado a que es una metrópoli nueva, su población proviene de distintas partes del país, y en consecuencia su cultura es una fusión de costumbres variadas.

Esta imponente urbe cuenta con el Estadio Nacional de Brasilia, un recinto majestuoso que exhibe una nueva fachada y un césped que permite una visión completa del juego. Además, posee una colección de estructuras emblemáticas para que los miles de turistas que recibirá en los próximos días disfruten de su esplendor, entre las más famosas destacan la Catedral Metropolitana, el Congreso Nacional y el Puente Juscelino Kubitschek.

La magia de Belo Horizonte

Si de paisajes naturales se trata esta ciudad tiene los mejores, con más de 200 áreas verdes traducidas en parques encantadores que ofrecen diversas actividades a sus visitantes como ecoturismo, remo, trekking y ciclismo. Belo Horizonte es una urbe que goza de una economía privilegiada donde sus habitantes viven al mejor estilo bohemio, con infraestructuras que fusionan la naturaleza, el arte, la cultura y el deporte. Es poseedora de innumerables zonas turísticas, y para quienes tengan el gusto de visitarla no pueden dejar de ir al Praça do Papa, al Parque das Mangabeiras, al Parque Municipal Américo Renné Gianne, a la Iglesia San Francisco de Asís, a la Fundación Zoo-Botánica de Belo Horizonte y al Palacios das Artes.

La capital de Minas Gerai, alberga El Estadio Mineirão, el templo del fútbol brasileño y el hogar del Atlético Mineiro y Cruzeiro EC, una de las sedes de Brasil 2014 que fue cuidadosamente restaurado para recibir las hinchadas de los diferentes equipos que se darán cita para jugar los seis encuentros estipulados por la FIFA. Fue inaugurado el 5 de diciembre de 1965 en el barrio de Pampulpan, con una capacidad de 58.259 espectadores.

El centro financiero de Sao Pablo

Tiene fama de ser El Corazón Financiero de Sudamérica gracias a su próspera economía y por ser la mejor ciudad para hacer negocios en América Latina. Es uno de los centros culturales, de entretenimiento y de la moda con más importancia alrededor del mundo. Su diversidad cultural y gastronómica deja encantados a los que tienen el privilegio de visitarla.

Siendo una ciudad marcada por el turismo ofrece a sus visitantes el disfrute de grandes eventos internacionales como el São Paulo Fashion Week y las carreras anuales de Fórmula 1; una vida nocturna aceptable con diversos clubes, teatros y cines; y una gran cantidad de zonas verdes ideales para divertirse al aire libre.

En “la ciudad que no puede parar”, se encuentra el escenario del partido inaugural de la Copa Mundial Brasil 2014, el recién construido Arena de Sao Pablo, y nueva casa del Club Corinthians Paulista. Un estadio edificado en los sueños de la hinchada más numerosa del país desde hace décadas.

 

La euforia de Rio

Un lugar encantador de gente alegre, cálida y extrovertida que tienen un profundo amor por el fútbol, el carnaval y el Pan de Azúcar; así es Rio de Janeiro, una ciudad que vive en función al mar. Y cómo no va a ser así con un sol que brilla durante todo el año, y unas playas paradisíacas que dejan cautivados a todos aquellos que las visitan, entre las que resaltan Copacabana e Ipanema.

Además posee innumerables atractivos turísticos como el legendario Carnaval de Rio famoso por sus coloridos desfiles; su paraíso gastronómico que va desde sofisticados platos internacionales hasta la deliciosa comida típica del lugar. El Cristo Redentor nombrado como una de las nuevas maravillas del mundo; y la diversión de las noches cariocas que brinda múltiples opciones de ocio.

En Rio se aloja el mítico Maracaná, estadio que sirvió de escenario para la inolvidable final del Mundial Brasil 1950 donde Uruguay se impuso e inesperadamente les arrebató el triunfo a los brasileños. Catalogado como uno de los estadios más grandes del mundo con una capacidad de 200.000 personas, será el lugar elegido donde los dos equipos finalistas lucharán para alzar la Copa del Mundo.