6 dolores, 6 soluciones caseras

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

Por Sebastián Marcano

Podrán estar los médicos, pero muchas veces preferimos resolver nosotros mismos algunos dolores comunes que tanto incomodan.  Es por eso que los remedios caseros, en pleno siglo 21, siguen teniendo la misma popularidad de siempre; y lo que es mejor… ¡Son naturales, accesibles y cualquiera los puede hacer! A continuación una lista de los remedios caseros más populares para esos dolores comunes. Eso sí, antes de probar estos remedios caseros es recomendable consultarle a tu médico de confianza. ¡Esperamos te sirvan! (Fuente: www.remediospopulares.com / www.mis-remedios-caseros.com).

 

Diarrea

Puedes batir media cucharadita de sal, cuatro de azúcar y un poco de jugo de naranja o de limón en un litro de agua; puedes ingerir bebidas para deportistas. Otro remedio es tomar media cucharada de semillas de fenogreco con agua tres veces al día. Consumir cambur, arroz, manzana hervida y pan tostado también te puede ayudar. Machaca dos dientes de ajo sin la piel y agrégale dos cucharaditas de azúcar moreno, luego de hervirlo en 3/4 de taza de agua lo bebes entre dos y tres veces al día. También consumir puré de zanahorias aliviará el intestino y hará más lentas las evacuaciones. La cebada o el arroz hervidos (por separado) en un poco de agua es otra forma de aliviar la diarrea. El dormir con papel periódico en el estómago es conocido por algunos, pero hay quienes aseguran que llenar el ombligo de sal y taparlo con una curita puede ayudar también.

 

Dolor de cabeza:

Hierve un poco de manzanilla en grano, que repose unos minutos y le añades unas gotas de limón después de colarla. Una bolsa con hielo siempre es un buen aliado para las jaquecas; las compresas de manzanilla fría en los párpados también pueden ayudarte. Toma té de limón o en un vaso de agua caliente disuelve dos o tres cucharadas de vinagre de manzana y un poco de miel. Los puntos clave para masajear son sobre los ojos, sienes y en la base de la nariz. Incluye la alcachofa en tu dieta, es excelente para el hígado y muchas veces de allí tiene origen los dolores de cabeza. La terapia del frío-calor ayuda, aplícala con un pañuelo en tu cuello por 15 minutos. Prueba haciéndote un masaje en el dedo gordo del pie. Y por supuesto la taza de café fuerte que desinflama los vasos sanguíneos que causan el dolor de cabeza, pero si ya eres tomador de café esto no funcionará.

 

Quemaduras:

Lo primero es sumergir la zona quemada en agua fría por mínimo 20 minutos. Generalmente para las quemaduras de primer grado (quemaduras simples) no se necesita acudir al médico, para las de segundo o tercer grado sí se aconseja cuidado médico. La quemadura debes cubrirla con un pañito de agua fría y una gasa que no esté apretada. El vinagre ayuda, vierte un poco en una bolsa de papel o en una gaza y aplícatelo. El aceite de oliva y la sal marina también funcionan. Corta champiñones frescos, te alivia el dolor y ayudará a cicatrizar, al igual que la mostaza, la miel y el bicarbonato de sodio con aceite de oliva. Para evitar ampolla coloca la primera fina capa de la cebolla, y en caso que te forme aplica crema antiséptica, no la revientes.

 

Gastritis:

Toma un poco de jugo de limón disuelto en agua tibia y así el estómago dejará de producir los jugos gástricos que provocan el dolor de estómago, además que el ácido del limón se convierte en alcalino en el estómago y sirve de cicatrizante. Deja reposar por doce horas una cucharada de semillas de linaza en un vaso de agua, cuélalo y te lo tomas. Tomarte en ayunas el agua colada después de moler una papa en un vaso de agua te ayudará, al igual que un jugo con algunas hojas de repollo (morado preferiblemente). Puedes hacer un jugo con ¼  de cebolla blanca, cuatro hojas de chaya, medio litro de jugo de naranja, una penca de seis cm de sábila; todo esto lo licúas y te lo tomas dos veces por semana por tres semanas. Otra opción es el agua de coco, bébela por 24 horas. También puedes beber durante seis meses un jugo a base de tres tazas de leche de soya, ramitas de perejil y berro.

 

Dolor de vientre:

Toma una infusión caliente de hierbabuena, de tomillo de salvia, de canela, de manzanilla o anís estrellado, pero debe ser caliente. Colocarte toallas o bolsas de agua caliente sobre el área donde están ubicados los ovarios ayudará. Toma diariamente, una semana antes del periodo menstrual, zumo de zanahoria. Cada cinco horas bebe una taza de agua caliente con 1 cucharadita de artemisa, 1 de caléndula y 1 de cola de caballo. También puedes hervir un puñado de garbanzos en medio litro de agua durante siete minutos, tómate una taza de esta agua cada media hora. Otro remedio casero puedes hacerlo llenando un saquito de tela de algodón con sal marina y lo calientas en un horno, esto lo aplicas en el área sobre los ovarios; déjalo hasta que se enfríe.

 

Estreñimiento:

Para evitar el estreñimiento es necesario incluir más fibra en tu dieta, tomar ocho vasos de agua al día y hacer ejercicio. Las semillas de linaza en una taza de agua caliente, maceradas por doce horas, son un buen laxante y antiinflamatorio; agrégale un poco de miel o limón y tómatelo antes de acostarte. Una jalea de tomate puede ayudarte, o la papaya en ayunas. Los alimentos que tienen fibra como los frijoles, ciruelas, peras e higos se vuelven como un gel en el intestino y suaviza los desechos. La “cáscara sagrada” es un buen remedio casero, pero no la tomes por más de diez días, tampoco en mujeres embarazadas o en niños. En ayunas tómate una taza de agua caliente con jugo de limón y una cucharada de aceite de oliva. La miel en agua tibia antes de dormir y en agua fría en ayunas es un buen y dulce remedio casero.