Bienestar en una copa de vino tinto

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

**El vino tinto es una de las bebidas que muchas personas consumen pero pocas conocen los importantes beneficios que le proporciona al organismo

 

Por Zubeneschamali Alfonzo

            Son muchas las ocasiones que se presentan a lo largo de la vida para disfrutar de una copa de vino tinto, ya sea en una celebración, una reunión con amigos, una cita, o simplemente una cena, hay quienes siempre encontrarán un momento para deleitarse con esta bebida. Sin embargo, muchas de las personas que consumen el vino, lo hacen por su maravilloso sabor y no están al tanto de todo lo que una buena copa de vino le puede aportar a su cuerpo.

Adiós a la grasa

Una de las cualidades que tiene esta bebida, según un estudio que llevó a cabo el Instituto Tecnológico de Massachusetts, es que activa el gen SIRT1, el cual es el responsable de imposibilitar la formación de nuevas células de grasa y permite la movilización de las existentes en el cuerpo.

Bueno para el cerebro

Asimismo, el vino tinto mejora la circulación en el cerebro y además, contiene una molécula llamada Resveratrol, la cual es buena para el cerebro ya que ayuda a prevenir padecimientos como el Alzheimer y la enfermedad de Huntington. Según científicos, esto es gracias a que el Resveratrol produce otra sustancia en el cerebro que protege las células nerviosas de cualquier daño que puedan causar las sustancias oxidantes.

Cuida tu estómago

            De acuerdo a los resultados que unos investigadores portugueses obtuvieron, esta bebida también tiene polifenoles específicos que generan la liberación de óxido nítrico. El óxido nítrico es un mensajero intracelular e intercelular que cumple algunas funciones en la motilidad gastrointestinal, y por lo tanto, es una sustancia química que contribuye a la relajación de la pared del estómago, lo que indudablemente favorece la digestión.

Vino tinto de mi corazón

            El alcohol que contiene esta bebida, aumenta el nivel de lipoproteínas de alta densidad, el cual ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades del corazón y las arterias. Además, el vino tinto tiene elementos químicos llamados Flavonoides que hacen más inofensivo el colesterol malo, paralizando su oxidación.

Aunado a esto, lo recomendado por especialistas es tomar de una a dos copas de vino al día, no más de allí. Cabe destacar que el consumo moderado del vino tinto, es la clave para alcanzar sus beneficios ya que el exceso puede poner en riesgo la salud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *