Además de rica es abundante en vitaminas y antioxidantes El poder de la fresa

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

Por Raxiels Galindo

 

La fresa es un fruto que cuenta con un gran número de propiedades que contribuye con nuestra salud. Es bajo en calorías, abundante en vitamina C, vitamina E, flavonoides y antioxidantes, los cuales ayudan a contrarrestar el envejecimiento y el efecto dañino de sustancias que pueden favorecer el desarrollo de cáncer. Asimismo, las también llamadas frutillas, tienen un alto contenido de potasio y son bajas en sodio. Al igual que con la vitamina C, aportan ácido cítrico, ácido salicílico, ácido málico y oxálico, lo que además favorece a los que padecen de anemia o de infecciones.

En caso de estar en los primeros meses de gestación, su consumo resulta adecuado por su abundancia en ácido fólico. Las fresas poseen un efecto diurético beneficioso en caso de padecer de hiperuricemia o gota, igualmente en casos de hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a la retención de líquidos. Sin embargo, no es recomendable consumirla en grandes cantidades si existe alergia a la aspirina, pues el contenido de ácido acetilsalicílico en las fresas es responsable de provocar urticaria.

En caso de poseer colesterol elevado, principalmente el colesterol “malo” o LDL, los antioxidantes de esta rica fruta contribuyen al reducir el riesgo cardiovascular y cerebrovascular que puede causar sus altos niveles. La fresa actúa como desinfectante, antiinflamatorio, anticoagulante, interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. El potasio que contiene, es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular e interviene en el equilibrio del agua en el cuerpo.

La fresa puede utilizarse de muchas maneras como remedio natural para combatir  diferentes dolencias. Tanto de forma interna, a través de su ingesta, o de forma externa mediante su aplicación en la piel.

Uso interno

  • Las hojas y raíces de la planta contienen numerosas sustancias de acción diurética y antirreumática. La infusión de hoja y raíz ayuda a eliminar el exceso de líquido y de ácido úrico. En este sentido, estaría indicado en caso de gota, artritis y retención de líquidos.
  • La fruta ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, ya que posee alto nivel de ácido ascórbico (vitamina C), lecitina (disminuye la absorción del colesterol) y pectina (fibra soluble).
  • Los minerales y vitamina C hacen de la fresa una fruta excelente en pacientes con anemia.
  • Uno de los efectos más conocidos y utilizados de la fresa es el de astringente, debido al alto contenido en tanino que presenta principalmente la hoja. La cocción de hojas de fresa y su acción astringente es útil contra la diarrea y las llagas bucales.
  • El consumo de folatos es asociado con el control de concentraciones plasmáticas de PRC (proteína C reactiva) y de homocísteina. Una deficiencia de folatos puede derivar en un aumento de PCR  y homocísteina en la sangre, lo que aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, infarto de miocardio y otros padecimientos cardiovasculares. 250 g de fresa aporta el 50% de la ingesta recomendada de folatos, ayudando así a mantener la salud cardiovascular.

Uso externo

  • La actividad antibacteriana del zumo de fresa se ha utilizado de forma tradicional para tratar diferentes afecciones como el acné y heridas.
  • La infusión de sus hojas puede utilizarse para tratar llagas y úlceras bucales aprovechando su acción astringente.
  • Aplicar directamente el fruto frotando sobre los dientes previene la formación de caries y sarro, ya que actúa como dentífrico natural. La acción astringente y antiinflamatoria hace que esta aplicación sea buena para aliviar la gingivitis y el sangrado en las encías.
  • El zumo de fresa se puede emplear como ingrediente principal en mascarillas y cremas para el cuidado de la piel del rostro. Ejerce una acción blanqueadora sobre las manchas de la piel.
  • Un emplaste de hojas de fresa machacadas aplicado sobre la piel tiene efecto antiarrugas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *